15 de març 2009

consciente

el primer trago cuando hay sed; los 100 gramitos de jamón del bueno; el avistamiento del primer mar de verano; un abrazo espontáneo; el olor de la tormenta... o la noche de ayer. creo que la felicidad está mucho más a nuestro alcance de lo que creemos. sólo hay que echarle consciencia; apreciar las pequeñas cosas y convertirlas en furtivos e imperecederos momentos de intenso placer :)

11 comentaris:

RVStudio ha dit...

Dudo que 'lo imperecedero' esté a nuestro alcance; pero no puedo sino abrazar efusivamente el 'intenso placer' y sobre todo: el 'echarle consciencia' a todas las pequeñas y valiosas cosas. Claro que sí!

bàrbara ha dit...

creo que es importante ir almacenando todas esas sensaciones en la memoria, y de ahí lo de 'imperecedero'. hay que intentar no olvidar! ;)

Alfons ha dit...

Si Sra!!!. Hay que apreciar las pequeñas cosas de la vida: una pequeña mansión, un pequeño yate, un pequeño porche, un pequeño puesto en el consejo de administración de micro$oft ;^) es broma, claro.

Perdurar los gozos es como ingresar depósitos de amor en la cuenta bancaria de la vida. Yo creo que estos momentos construyen el futuro que deseas.

bàrbara ha dit...

jo també ho crec... espero que el teu present es trobi millor :) un petonet.

Alfons ha dit...

Gràcies preciosa. El meu present està molt millor. No més haig de controlar algunes magnituds.

:^*

coco ha dit...

Un pequeño yate, una pequeña mansión, una pequeña fortuna. Sí, la felicidad es apreciar las cosas pequeñas.

coco ha dit...

Uys, perdón, que Alfons ha sido más rápido que yo!

Gorka Níbal ha dit...

No me hable de jamón, señorita...

bàrbara ha dit...

coco (y alfons)
uuuf cuánto cacharro... qué pereza ;)

gorka níbal
disculpe usted mi cruel patinazo. ha sido sin querer, se lo prometo.

Leandro Gao ha dit...

Estoy que no quepo en mi, de felicidad.

bàrbara ha dit...

yo también. no sabe lo mucho que me alegro por usted, que ya era hora...